Pescar y Samsung: una alianza exitosa por el empleo joven

2 diciembre, 2016
noticia-samsungfundacionpescar

Hace más de tres años que Pescar y Samsung desarrollaron una alianza estratégica con el objetivo de mejorar la inserción laboral de cada vez más jóvenes. Luego del camino recorrido, los resultados demuestran un modelo exitoso.

Samsung Tech Institute (TI) es el programa de ciudadanía corporativa que impulsa centros de formación técnica dirigidos a jóvenes. En Argentina se lleva adelante con una ventaja diferencial que es la metodología de la Fundación Pescar. Desde 2014, la empresa y la fundación trabajan en alianza con diversos socios locales y actualmente cuentan con cinco centros en funcionamiento. Los contenidos curriculares de los TI se componen de un 50% de formación técnica (diferente en cada centro) y otro 50% de formación personal (a cargo de Fundación Pescar).

El sistema de recolección de datos y seguimiento desarrollado por la Fundación, registra y analiza toda la información surgida de las 19 promociones de los Samsung Tech Institute entre 2013 y 2016.

En total, 233 jóvenes pasaron por el programa y hay más de 90 en formación actualmente. De ellos, se destaca que un 70% trabaja, estudia o realiza ambas actividades a la vez. De los que están trabajando, un 51% son mujeres y 49% son varones. “Samsung Tech Institute es un programa de ciudadanía que nos permite desplegar el potencial de los jóvenes, para que terminen sus estudios secundarios y se consoliden en su proyecto de vida. Atendemos especialmente a población de mayor vulnerabilidad socio-económica. La metodología Pescar es un diferencial que permite el desarrollo de los chicos en sus habilidades para la vida. Al mismo tiempo, brindamos – junto a socios especializados – contenidos técnicos relacionados con la industria de la tecnología, preparando así una oferta de calidad para una creciente demanda de perfiles técnicos y tecnológicos,” explica Cynthia Giolito, Senior Manager Ciudadanía Corporativa de Samsung.

Relacionado a las expectativas de los jóvenes al terminar el programa, un 66% manifiestan su deseo de conseguir un empleo mientras que un 27% prefiere continuar con sus estudios. Sea con trabajo o con estudio o con ambos, la gran mayoría de los jóvenes priorizan construir su proyecto de vida para el futuro próximo.

Otro dato relevante es que el 42% de las mujeres que trabajan también estudian, mientras que entre los hombres ese porcentaje alcanza el 34%. Es importante destacar el esfuerzo de estos jóvenes que asumen la gran responsabilidad de trabajar y estudiar al mismo tiempo Esta información es relevante sobre todo teniendo en cuenta la necesidad de contrarrestar el siguiente fenómeno: según el informe del Banco Mundial publicado en enero de este año 1 de cada 5 jóvenes argentinos no trabajan ni estudian. En el resultado de los centros TI, con el esfuerzo combinado de Samsung y Pescar, abordamos con impacto positivo esta problemática y motivamos a los jóvenes a consolidar su esfuerzo y mérito por completar y continuar su educación, y por crecer en el logro de su primer empleo o emprendimiento personal.

Los centros TI

La alianza entre Samsung y Fundación Pescar para la implementación del programa Tech Institute en la Argentina nos permitió brindar un nuevo horizonte profesional a los jóvenes de menores oportunidades. Samsung tiene como valor central la Prosperidad Compartida: una empresa debe esforzarse para lograr una mejor condición de vida de quienes habitan en su comunidad. “Tech Institute llega a la Argentina con lineamientos estratégicos de Samsung a nivel global. Su diseño en la Argentina está ajustado a los territorios donde nuestros socios industriales nos acompañan, como aliados valiosísimos que transfieren sus conocimientos y experiencias a los chicos. Cuando nace el Tech, inmediatamente elegimos como socio estratégico a Fundación Pescar. Su metodología de trabajo para fortalecer un proyecto de vida superador es una garantía de impacto social positivo. Las capacidades blandas, sin duda, son una de las claves para que los chicos progresen, desarrollen una cultura de estudio, trabajo y esfuerzo. Esa es la base para luego formarlos en aspectos técnicos relacionados con nuestra industria, para que trabajen o desarrollen sus emprendimientos técnicos y tecnológicos,” detalla Cynthia Giolito.

Además de Pescar, es fundamental la diversidad de socios que construyen el programa en red. Fortalecer los vínculos con otros actores de la sociedad y la industria enriquece la formación de los chicos. Actualmente, funcionan cinco centros en diferentes regiones del país. En la Ciudad de Buenos Aires se establecieron alianzas con el Centro Metropolitano de Diseño del GCBA, Prexey (empresa de reparación de telefonía celular) y la universidad ITBA. En Cañuelas, funciona un cuarto centro en alianza con la empresa Visuar. En Río Grande, Tierra del Fuego, se encuentra el quinto centro en alianza con Grupo Mirgor, Digital Fueguina, Electro Fueguina y OSDE.

Los jóvenes que participan de este programa no sólo se capacitan en cuestiones técnicas, sino que aprenden cuestiones prácticas fundamentales a la hora de buscar y mantener un empleo formal. Estas habilidades no siempre son desarrolladas en la escuela o en su entorno social por eso son una parte fundamental del programa educativo que ofrece Pescar. Desde el armado del currículum, cómo presentarse en una entrevista, cumplir con las reglas de las empresas empleadoras, o cómo comunicarse con los jefes y compañeros son aspectos fundamentales a la hora de lograr una experiencia laboral positiva.

Samsung y sus aliados invitan a participar a su personal para dar a los jóvenes una experiencia cara a cara y de aprendizaje sobre qué es una empresa, cómo se trabaja en equipo y un trato ameno que proyecta en los jóvenes una impresión positiva frente al mundo del trabajo formal borrando prejuicios y preconceptos frente a este nuevo entorno.

Los egresados: los protagonistas

 Los participantes del programa Samsung Tech Institute destacan que la capacitación les enseñó a trabajar en equipo, a desempeñarse en ámbitos laborales y a internalizar la cultura del trabajo aprendiendo a respetar las reglas específicas de cada empresa.

Los jóvenes que participan comparten lo aprendido con otros compañeros, los asesoran, preparan presentaciones en las escuelas, ayudan a sus compañeros a confeccionar su currículum y los aconsejan en las formas para presentarse a una entrevista. Esto genera un efecto multiplicador positivo no sólo para los jóvenes, que sienten más seguridad en sí mismos, sino también para su comunidad.

Camila Casas de 18 años, una de las egresadas de Tech Institute ITBA, promoción 2015 confesó su temor de no poder finalizar el curso: “Ahora que pude hacer esto siento que voy a poder hacer muchas otras cosas que me proponga. Estoy mucho más preparada para salir a buscar trabajo y mucho más segura como persona.”

Entre los varones, se destaca lo importante de aprender habilidades blandas que no habían visto en el colegio: “Nosotros quisimos entrar para aprender sobre instalación y reparación de aires acondicionados – dijo Matías Ochoa – pero después descubrimos que había mucho más que eso. Conocimos diferentes lugares vinculados con el ámbito laboral, y fuimos a entrevistas de trabajo reales. Aparte nos conocimos mucho más a nosotros mismos y aprendimos cómo mejorar. Ahora creo que si tengo una entrevista lo puedo sobrellevar más fácilmente, antes no sabía cómo era”.

Estos testimonios son sólo una muestra del efecto positivo que genera el programa en la confianza de los chicos. No es sólo una capacitación que se limita a lo técnico sino que va mucho más allá fortaleciendo aspectos centrales de su personalidad. El efecto más importante del programa es empoderar a los jóvenes para que puedan planear su proyecto de vida con metas realistas a corto, mediano y largo plazo.

Las empresas empleadoras de chicos Pescar

 Según una auditoría realizada por Sandra Cesilini, especialista en evaluación de organizaciones de la sociedad civil, las empresas constatan que en comparación con jóvenes que ingresaban para el mismo cargo con el mismo rango etario, los participantes del programa Pescar se encuentran mejor capacitados en temas relacionados con comportamiento, respeto de normas laborales y actitud frente al empleo. La evaluación destaca positivamente la importancia del módulo de formación personal.

En general, los jóvenes que ingresan a través del programa demuestran mayor compromiso con el trabajo, tanto por la carga horaria de la cursada en los Tech Institute, así como por el enfoque de esfuerzo y trabajo que se desarrolla a lo largo de los cursos.

Los 233 jóvenes egresados de los centros Tech Institute de Samsung se suman a los 3300 beneficiarios de todos los programas Pescar que ahora tienen la posibilidad de construir su propio proyecto de vida y, paso a paso, tener la libertad de elegir un futuro mejor.

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com